Hasta tres veces en algo más de un año tuvo que ser liberado (tras otros tantos operativos de rescate o captura) «Bubu», un buitre negro reintroducido por el Proyecto Monachus de GREFA en la Sierra de la Demanda (Burgos) en el otoño de 2018. Lejos de amilanarse, «Bubu» se ha convertido en todo un ejemplo de tenacidad, ya que sus sucesivas liberaciones le han permitido «quemar» etapas recorriendo gran parte del área de distribución del buitre negro en España y Francia.

La increíble historia del buitre negro «Bubu» comienza en el mismo momento de su rescate. Este ejemplar, seguramente desorientado, fue rescatado nada más y nada menos que en el mar Cantábrico, frente a las costas de Laredo (Cantabria). Por ello, en un primer momento fue bautizado con el nombre de «Boquerón».

Cuando los veterinarios determinaron que era apto para ser liberado, fue trasladado a la jaula de aclimatación del Proyecto Monachus de GREFA en la Sierra de la Demanda. Allí permaneció unos meses junto a otros catorce ejemplares, interaccionando y acostumbrándose a su nuevo hogar hasta que fue liberado en octubre de 2018. Un mes antes, durante su marcaje en la celebración del Día Internacional de los Buitres, los niños de Huerta de Arriba (Burgos) votaron los nombres de algunos de los ejemplares, entre ellos el de «Bubu».

Los primeros momentos de la vida de «Bubu» tras recobrar la libertad no fueron fáciles y permaneció desorientado en el interior de un pinar durante unos quince días. Cuando finalmente pudo salir de allí, en lugar de retornar hacia el punto de liberación, comenzó un viaje dispersivo hacia el sur. Su recorrido fue limitado, ya que tuvo que ser rescatado en la provincia de Ciudad Real un mes después de ser liberado.

Segunda liberación

En Ciudad Real «Bubu» ingresó con un traumatismo en el Centro de Recuperación de Fauna «El Chaparrillo»,, donde permaneció durante meses, hasta que fue liberado de nuevo el 9 de abril de 2019 en los Montes de Toledo por parte de la Junta de Castilla-La Mancha. Tras esa nueva liberación, continuó su viaje dispersivo por el sur de la Península Ibérica, hasta que en mayo tomó rumbo al norte para cruzar la frontera con Francia desde Navarra a finales de ese mes.

De ahí continuó su viaje hasta llegar a pasar por el entorno del punto de reintroducción francés de buitre negro en Cévennes (Macizo Central), donde había llegado un día antes su compañera «Babieca», otro buitre negro liberado también en la Sierra de la Demanda en octubre de 2018. «Bubu» siguió su viaje, pasando también por Baronnies y Verdon (Prealpes), de manera que visitó todos los proyectos de reintroducción franceses de la especie: un auténtico hito.

Tras esta gesta, «Bubu» pasó todo el verano en los Alpes, desplazándose a lo largo de toda la cordillera, en zonas con suficiente alimento, sobre todo ganado ovino que en verano utiliza los pastos altos y también ungulados silvestres (sobre todo, íbice y rebeco). En esa zona siguió parte del otoño hasta que, a finales de octubre, partió de nuevo hacia el sur, cruzando a España a principios de noviembre.

"Bubu" en la jaula de captura para el anillamiento de buitres emplazada en la comarca de Osona (Barcelona). Foto: GACO.

«Bubu» en la jaula de captura para el anillamiento de buitres emplazada en la comarca de Osona (Barcelona). Foto: GACO.

Captura accidental

La casualidad quiso que, a su paso por la provincia de Barcelona, el 4 de noviembre de 2019, entrara en una jaula de captura para el anillamiento de buitres insatalada en la comarca de Osona por el grupo de anillamiento catalán GACO (Grup d’Anellament de Calldetenes-Osona). Allí, después de hacerle una revisión y tomarle unas fotos fue liberado de nuevo. Agradecemos muy especialmente la labor de Joan Aymerich, de GACO, en este operativo. Gracias a este colaborador del Proyecto Monachus supimos que «Bubu» tenía una buena condición física a su vuelta de los Alpes y podía continuar su dispersión.

Revisión de "Bubu" tras su captura accidental en la comarca de Osona. Fuente: GACO.

Revisión de «Bubu» tras su captura accidental en la comarca de Osona. Fuente: GACO.

Dispersión de "Bubu" tras su liberación el 9 de abril de 2019 en los Montes de Toledo.

Dispersión de «Bubu» tras su liberación el 9 de abril de 2019 en los Montes de Toledo.