Cría en cautividad Buitre negro (Aegypius monachus) en GREFA

Stock reproductor

Durante la temporada de cría del 2016 GREFA ha contado con un total de 3 parejas en instalaciones diseñadas para la reproducción de esta especie. Así mismo, se ha dotado a uno de los voladeros destinados a la rehabilitación de ejemplares con un sistema de video-vigilancia y se han alojado en él un grupo de ejemplares sin emparejar con el fin de monitorizar las interacciones entre los ejemplares y poder establecer un número mayor de parejas potencialmente reproductoras (Tabla 1). Los ejemplares provienen de numerosos centros de recuperación donde, por sus lesiones, se ha estimado oportuno su integración en el programa de cría en cautividad. Estos ejemplares ingresaron en GREFA entre el año 2000 y el año 2015.

Pareja de buitres negros en su instalación en GREFA

Pareja de buitres negros en su instalación en GREFA

Historial Nombre Anillas Microchip Ubicación
04/1470 Oberón GC083 N7
04/0124 Titania H361 AZ[H98] N7
00/0803 2HM AM[2HM] N9
07/0022 Sísifo RJ[G45] N9
09/0040 Lisboa H0703 977200000443739 N9
09/0054 Errante AM[9V4] 1108801 N21
10/0060 501 Sin anilla 941000015423062 N9
13/3341 Chaparrilla A[54] H0781 N21
13/3342 Chaparrillo A[56] H0423 N22
15/0051 Duquesa H0544 941000013015467 N22

 

Metodología

Pilar, uno de los buitres negros nacidos en GREFA

Pilar, uno de los buitres negros nacidos en GREFA

Las parejas ya establecidas en temporadas anteriores han sido mantenidas en instalaciones con todos los laterales de obra y la parte superior cubierta por malla de simple torsión que permite la entrada de luz, salvo la zona destinada a la plataforma de nidificación, sobre la cual se ha colocado un tejado que protege el nido de las inclemencias del tiempo y aporta cobertura a los adultos fuera de la temporada de reproducción.

La alimentación se realiza a través de un tubo de PVC para limitar de esta manera el estrés y las molestias que pudieran interferir en su reproducción. La comida aportada se basa principalmente en el conejo como elemento principal, el cordero y la rata de manera secundaria, y ungulados salvajes de manera ocasional.

El control del comportamiento de los ejemplares se ha realizado mediante un sistema de cámaras que permite la visualización de los ejemplares a tiempo real, así como el acceso a grabaciones para un mayor control de las parejas.

Durante el mes de Octubre y hasta las puestas, se ha aportado material fresco para la construcción del nido, principalmente pino silvestre (pinus sylvestris) y encina (quercus ilex) ajustándose a la demanda por parte de los ejemplares.

El manejo de las puestas se ha basado en la retirada del único huevo realizado por las parejas para su incubación artificial. Dadas las fechas tardías de las puestas y la poca capacidad de la especie para realizar puestas de reposición, los huevos son remplazados por huevos de escayola con el fin de no interferir con el periodo de incubación de las parejas.

Los huevos fueron incubados en incubadoras de aire circulante a una temperatura de 37.0ºC y a una humedad relativa de 35-45% dependiendo de la pérdida de peso experimentada por los huevos, que, según la experiencia de GREFA, ha de ser de un 18% del peso fresco del huevo para maximizar las posibilidades de eclosión de los embriones.

Tras los 54-57 días de incubación y tras la eclosión de los pollos, los ejemplares mantenidos en condiciones controladas de temperatura y humedad y alimentados 4 veces al día por carne triturada de roedores hasta los 7-10 días de desarrollo, momento en el cual son devueltos a las instalaciones con sus progenitores.

 

Resultados

Durante la temporada 2016 GREFA obtuvo los mejores resultados con la especie hasta la fecha. Los ejemplares 04/1470 (Titania) Y 04/0124 (Oberón) volvieron a reproducirse como en anteriores temporadas. No obstante, realizaron una puesta inusualmente tardía el 10 de abril. Las razones para este retraso no pudieron ser determinadas. El huevo eclosionó gracias a la asistencia de nuestro equipo de cría en cautividad, dado que el embrión presentaba una malposición en el momento de la eclosión que es potencialmente mortal. Zarza (16/1563), tal y como fue bautizada, eclosionó el 2 de Junio con asistencia por parte de nuestro personal de cría en cautividad y fue transferida a sus progenitores sin problema a los 7 días de edad.

Pollo de buitre negro en su nido en GREFA

Pollo de buitre negro en su nido en GREFA

Los ejemplares 00/0803 (2HM), 07/0022 (Sísifo), 09/0040(Lisboa) y 10/0060 (501) habían compartido instalación desde el mes de Abril del 2015 como medida para confirmar que los ejemplares escogían los mismos compañeros. Estos ejemplares, alojados de manera aislada en temporadas anteriores, no se habían reproducido. La pareja formada por Sísifo y Lisboa comenzó, no obstante, a aportar material al nido en el mes de Diciembre y se pudieron observar cópulas desde Febrero hasta el día 18 de Marzo, momento en el cual realizaron la puesta de su primer huevo. Este huevo, siguiendo el protocolo antes comentado, fue retirado e incubado artificialmente. El huevo eclosionó en nuestras incubadoras el día 9 de Mayo aunque requirió asistencia. Zolorro (16/0848), como fue bautizado, fue devuelto a sus progenitores tras 10 días de crianza manual y se desarrolló sin problemas.
Los ejemplares fueron revisados a la mitad de su estancia en GREFA previa a la reintroducción, momento en el cual se realizaron las pruebas oportunas y se realizó el sexaje. Tratándose de un macho (Zolorro ) y una hembra (Zarza).

Los ejemplares fueron anillados con anillas de PVC de lectura a distancia y oficial previo a su traslado y equipados con emisores para su seguimiento en los lugares de reintroducción.

Finalmente, se han formado 2 parejas nuevas en nuestras instalaciones destinadas a los emparejamientos. La pareja de nueva formación compuesta por 13/3341 y 15/0051 construyeron una pequeña plataforma en la instalación de emparejamiento y realizaron la puesta de un único huevo, que resultó ser infértil. Los ejemplares 09/0054 y 13/3342 se emparejaron igualmente, aunque en este caso la pareja solo construyó un nido imperfecto.

Ambas parejas fueron trasladadas durante el mes de Julio a sendas instalaciones donde comenzaron la construcción del nido durante el mes de Septiembre.

 

Obaga, primer buitre negro nacido en GREFA

Obaga, primer buitre negro nacido en GREFA

 

 

Conclusiones

La reproducción del Buitre negro en cautividad es, sin lugar a dudas, compleja. La sensibilidad de la especie a las molestias es uno de los principales factores de fracaso reproductivo en cautividad, y gran parte de las parejas compatibles (ejemplares que muestran cortejos, fabrican el nido e incluso intentan copular) tardan en reproducirse o incluso no llegan a hacerlo precisamente por este factor.

No obstante, GREFA ha conseguido establecer un protocolo de manejo en el que los ejemplares no son molestados durante la época reproductiva. Sus instalaciones han sido ubicadas, además, en zonas de acceso restringido para evitar molestias innecesarias.

De esta manera hemos conseguido, durante la temporada 2016 e inicio del 2017, el establecimiento de 5 parejas potencialmente reproductoras: 4 de estas parejas han realizado puestas y 2 de estas puestas han sido fértiles.

El método de emparejamiento utilizado ha demostrado ser, así mismo, muy eficaz. El mantenimiento de ejemplares de esta especie en grupos relativamente numerosos multiplica las posibilidades de establecer parejas compatibles sin necesidad de realizar sucesivas combinaciones que, en la mayoría de los casos, son infructuosas.

 

 

Pablo, buitre negro nacido en GREFA

Pablo, buitre negro nacido en GREFA